En reunión con altos dirigentes de la institución, el alcalde, doctor Salvador Urrutia, anticipó que propondrá al Concejo seguir entregando la subvención anual, cuyo monto podría ser incrementado, de acuerdo a la disponibilidad presupuestaria.

El Cuerpo de Bomberos de Arica expresó la necesidad de seguir contando con el apoyo de la municipalidad, tal como ha ocurrido hasta ahora a través de la entrega de subvenciones.

La petición fue dada a conocer al alcalde, doctor Salvador Urrutia, durante una reunión en el despacho del jefe comunal, a la que asistió Antonio Melús, superintendente de la institución; quien estuvo acompañado por Pablo Carrasco, quien asumirá en ese cargo a contar del 1 de enero de 2013.

Para el alcalde Urrutia es necesario mantener la ayuda municipal, ante las múltiples necesidades que posee esa entidad. “Es lo que deben hacer todos los organismos públicos. Porque Bomberos es una de las instituciones solidarias que queda en Chile. Tenemos que apoyar ese espíritu de voluntarismo a favor de la comunidad”, expuso.

En la ocasión, el jefe del Gobierno Comunal les ofreció “todo el apoyo municipal a su trabajo”, lo que considera proponer al Concejo mantener el monto de la subvención municipal, con la consideración de analizar el presupuesto para explorar la opción de aumentar ese aporte.

“Estas instituciones requieren el máximo apoyo ciudadano, representado a través de la municipalidad. Creo que lo mismo tienen claro las autoridades del nivel central y del Gobierno Regional”, agregó.

Aporte municipal
En tanto que el superintendente Melús explicó que llegaron a saludar al alcalde Urrutia “para felicitarlo por su nuevo nombramiento, así como tratar algunos temas en común. Para nosotros, la municipalidad es muy importante en cuanto a los aportes que nos hacen”.

Durante el encuentro, los dirigentes de Bomberos expusieron su interés de participar en las actividades públicas que realice el municipio, con la finalidad de aprovechar la instancia para acercar la institución a los ariqueños. “Queremos que la comunidad sepa lo que hacen los bomberos, qué significa ser bombero y que ojalá algún muchacho o muchacha se interesen y se incorporen a la institución”.

Mientras que el próximo superintendente, Pablo Carrasco, afirmó que los bomberos “siempre necesitan mayores recursos”, principalmente para invertir en equipos, mantención y cubrir los gastos básicos. A ello se suma el pago de personal rentado. Se trata de 17 personas que se desempeñan como personal administrativo, secretarias, telefonistas y cuarteleros (conductores).

Explicó que reciben aportes del gobierno, de la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos y de la Municipalidad de Arica, que aporta una subvención anual de $52 millones, “con lo que logramos cubrir los gastos en un 45 por ciento. El resto lo generamos a través de esos otros fondos. Por eso nuestros presupuestos son siempre acotados. No somos una empresa de servicios, ni generamos excedentes”, especificó.

En la actualidad, el Cuerpo de Bomberos de Arica cuenta con 250 voluntarios, distribuidos en 7 compañías, en las que están disponibles 17 carros bomba.