Llegó a Arica Tagatosa, un producto belga libre de calorías, tiene función prebiótica, no afecta los dientes y por su índice glicémico virtualmente nulo es ideal para diabéticos.
TAGATOSA
Se encuentra ya a disposición del público de Arica un nuevo producto. Se trata de Tagatosa, de origen belga, es un endulzante completamente distinto a la stevia y la sucralosa, ya que proviene del azúcar de la leche, pero en su proceso queda sin rastro de lactosa. Es el único endulzante del mundo que resiste la temperatura y por esto reemplaza todos los atributos del azúcar tradicional, pero sin ningún efecto dañino para la salud.
Se puede adquirir a través de la página web www.tagatose.cl, porque – tal como explica la gerente de ventas de Biofoods, Asunción Ried, “llegar a regiones es para nosotros un gran desafío y creímos que el paso indicado era comenzar por las ciudades en donde hemos tenido la mejor acogida en cuanto a cantidad de pedidos en nuestra página web www.tagatose.cl.
VENTAJAS DEL PRODUCTO
La nutricionista de la Clínica Alemana, Rinat Ratner, explicó que «la ventaja de la tagatosa es que permite hacer caramelo y merengue, lo que no se puede hacer con los otros endulzantes».
Otra ventaja de la tagatosa es señalada por Ximena Díaz Torrente, nutricionista de Clínica Indisa. «Tiene un dulzor muy similar al del azúcar de mesa, con un 92% de parecido, lo que se debe en parte a que es un derivado del azúcar de la leche, la lactosa, pero en su proceso de producción no queda rastro de ella, por lo tanto no hay problema para quienes tienen intolerancia.»
También se menciona que la tagatosa está reconocida como inocua para la salud por la FAO y la OMS. Asimismo, la FDA estadounidense la aprobó como aditivo para los alimentos en 2003.
Cabe señalar además que es libre de calorías, tiene función prebiótica, no afecta los dientes y por su índice glicémico virtualmente nulo es ideal para diabéticos.
“Comenzamos hace un par de meses con Tagatosa y ha sido un éxito instantáneo, porque en Chile no existía nada libre de calorías con que se pudiera cocinar y lograr los mismos productos que se hacen con el azúcar tradicional. Hasta ahora los diabéticos no podían comer, por ejemplo, un postre con caramelo”, explicó Asunción Ried, gerente comercial de Biofoods, empresa que trae el producto a nuestro país.