En alerta ganaderos de General Lagos por la presencia de ese felino, que representa un grave peligro también para los habitantes de esa comuna.
FOTO UNO PUMA
La presencia del Puma en la zona desértica de la comuna de General Lagos ha acrecentado la mortandad de animales, llamos y alpacos, situación que mantiene en constante alerta durante las 24 horas a los ganaderos de la zona, como una forma de evitar que el sustento de ingreso familiar siga siendo una verdadera incertidumbre para el futuro
Al citado peligro, se suma hoy la peste de la sarna, que es un tema que está siendo analizado por organismos como, el Servicio Agricola y Ganadero, SAG; Corporación Nacional Forestal, Conaf y el Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario, Indap.
Para el Alcalde de General Lagos, Gregorio Mendoza, la sarna y la presencia del puma son problemas mayores, del que espera encontrar una solución en la próxima reunión con los organismos antes mencionados, servicios de los cuales para fortuna de los s ganaderos, «hemos encontrado la mayor predisposición de sus funcionarios para poder terminar con la incertidumbre que hoy visualizamos en nuestros vecinos, ante la posibilidad de perder la mayor reliquia de sus grupos familiares, el ganado camélido», dijo.
En el caso del puma, se considera a este animal como un grave peligro, no solo para los animales de la zona, sino que además para los habitantes de la comuna, toda vez que se trata de un mamífero carnívoro solitario, felino salvaje terrestre que se encuentra habitualmente en todas las zonas desérticas de toda América y que abandona su guarida en horas de la tarde para atacar. Es considerado el segundo mayor felino en el nuevo mundo, después del jaguar