Intendente calificó de «lamentable» el estado del Centro de Salud «Amador Neghme», ubicado en el sector norte de Arica.
CESFAM
Como «lamentable» calificó el Intendente Emilio Rodríguez el estado actual en el que se encuentra el Centro de Salud Familiar (Cesfam) «Amador Neghme» y el Servicio de Atención Primaria de Urgencia (Sapu) del sector norte de la ciudad y que dependen del municipio ariqueño.
Rodríguez fue invitado por los dirigentes regionales de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam), junto con la Seremi de Salud, Giovanna Calle, para recorrer ambas instalaciones, donde los trabajadores se quejaron del hacinamiento en el que laboran.
De hecho, la presidenta regional del gremio, Ana Gallardo, comentó que en la actualidad los box de atención, la sala de esterilización y hasta la ambulancia presentan una serie de falencias que atentan contra el buen servicio que se entrega a los usuarios, pero principalmente porque los trabajadores deben atender a pacientes en condiciones precarias. “Estamos muy agradecidos de que nos hayan visitado para conocer cómo trabajamos y constaten en terreno cómo se están desarrollando las actividades de salud”, comentó.
CONDICIONES DEFICIENTES
Junto con reconocer el trabajo, el compromiso y la vocación que tienen los trabajadores que cumplen funciones en todos los Cesfam y SAPU de la ciudad, el intendente sostuvo que las condiciones en las que ellos trabajan, en términos de infraestructura y de equipamiento, son deficientes y requieren de una mejora en el corto plazo. “La ciudadanía se merece una mejor salud, que sea la entrada al sistema de salud en unas condiciones diferente a las que tenemos hoy en la región”, dijo el jefe regional.
Al respecto, Rodríguez volverá a reunirse este jueves 06 con los dirigentes de la Confusam para analizar estas falencias. Para ello, invitará al alcalde Salvador Urrutia, “para plantearle las diferentes alternativas de financiamiento que existen para mejorar las condiciones de la salud primaria, que depende de la municipalidad. Sabremos que habrá buena voluntad, porque queremos generarle un sentido de urgencia a los problemas que tienen los funcionarios por más de 15 años, como lo han manifestado los mismos trabajadores”.
La dirigente sostuvo que el Cesfam “Amador Neghme” está colapsado, hacinados y con falta de insumos. “En general, todos los Cesfam están quedando chicos. Están aumentando la dotación de personal y la cantidad de programas de salud que se están desarrollando, pero la infraestructura es la que nos quedó chica. No podemos realizar nuestras actividades de la mejor forma posible y con la calidad y tiempo como se la merecen los pacientes”, explicó Ana Gallardo.
Rodríguez manifestó que en este tema deben sumarse los esfuerzos de todas las autoridades, “porque no sólo hay que trabajar fuerte, sino que además trabajar rápido, porque los trabajadores y la ciudadanía no pueden seguir esperando más”.