“Debemos estar siempre alerta, ya que los desastres naturales pueden ocurrir en cualquier momento», dijo el Alcalde Urrutia.
ALBERGUES
El Alcalde Salvador Urrutia realizó una reunión de coordinación con los 9 directores de los establecimientos del Daem que están considerados como albergue para acoger a la comunidad ante una catástrofe natural.
En la oportunidad, se informó que el número aumentará a 18 centros, es decir, 5 escuelas de la ciudad se sumarán a esta misión, junto con las existentes en Azapa, Chaca y Lluta, además de la Villa Albergue del costado del Estadio Carlos Dittborn.
Este encuentro se desarrolló en la Escuela Esmeralda, donde Vivianne Pampaloni, directora comunal de Protección Civil y Emergencia, convocó a los directivos de los planteles que fueron equipados gracias al financiamiento de la Subdere, además de los concejales Andrés Peralta y José Lee, representantes de la Defensa Civil y funcionarios municipales.
Las escuelas que actualmente están equipadas son América, Esmeralda, Humberto Valenzuela García, Ignacio Carrera Pinto, Luis Cruz Martínez, República de Israel, Tucapel; los liceos Antonio Varas de la Barra y Liceo Politécnico. Y las que se sumarán son las escuelas Jorge Alessandri Rodríguez, Centenario, Gabriela Mistral, José Miguel Carrera y Colegio Integrado, además de las escuelas de San Miguel de Azapa, Valle de Lluta y Chaca.
SIEMPRE ALERTA
El jefe comunal recalcó que la revisión de los centros de albergue es constante para estar lo mejor preparados ante una emergencia. “En Arica debemos estar siempre alerta, ya que los desastres naturales pueden ocurrir en cualquier momento, por lo que nos hemos preparado durante mucho tiempo para responder adecuadamente. Hoy estamos acá en la Escuela Esmeralda, que actuará como albergue, y así como en los demás contarán con alimentación, atención médica, policial, es decir, la idea es que el paso de la gente sea lo más grato posible ante momentos dramáticos después de una catástrofe”.
El presidente de la Comisión Emergencia del Concejo, Andrés Peralta, alabó el desarrollo de estas organizaciones “in situ”. “Poco a poco se está trabajando de la mejor manera, se está tomando conciencia que somos una ciudad que tiene un real riesgo y es clave que los directores de establecimientos que son albergue tengan la capacitación y las herramientas para dar un buen servicio”, dijo.
José Lee resaltó la importancia de efectuar constantes revisiones a los planes y equipamientos. “Es importante estar permanentemente constatando que nuestro plan que hemos implementado como Municipalidad para hacer frente a eventuales emergencias funcione, para ello se están renovando continuamente los materiales, que los equipos estén operativos, que el personal del Daem como del municipio se constituya a tiempo ante una emergencia y así resguardar a los eventuales damnificados”.
El equipamiento de emergencia considera contenedores de 20 pies equipados con estanques tipo guatero, para almacenar 10 mil litros de agua potable, baldes con pastillas de cloración, generadores y torres de iluminación autónomas, de acuerdo al proyecto de protección civil presentado y gestionado por la Municipalidad y que financió la Subdere.