Senador Rossi advierte que los porcentajes de arsénico del agua que se consume en Putre y General Lagos son hasta 16 veces mayor que el máximo permitido. Hizo ver la necesidad de instalar sistemas de abatimiento.
fulvio
El senador Fulvio Rossi llamó a promover la instalación de sistemas de abatimiento de arsénico en el agua de las comunas de Putre y General Lagos, en la región de Arica y Parinacota, ambos lugares con localidades que tienen un nivel de riesgo crítico, superando el límite establecido del mineral.
El parlamentario analizó la resolución sanitaria número 1486 de diciembre del año 2015 donde la propia Subsecretaría Regional de salud de Arica establece una situación de riesgo sanitario en siete de las 14 localidades de las comunas de General Lagos y Putre.
“La gente de General Lagos y Putre corre un riesgo vital cada vez que consume un vaso de agua, por lo que el Gobierno debe atender a esta emergencia realizando las inversiones necesarias para eliminar el arsénico del agua que consumen los habitantes de la zona», dijo.
Agregó que «a pesar de la alarmante situación reflejada en los resultados del programa de vigilancia de agua potable realizado en los años 2012, 2013 y 2014 -que es la base de la resolución- aún no se realiza ninguna intervención para proteger la vida de los habitantes. Los niveles de arsénico de Putre (0,90), Chucuyo (0,137), Guacoyo (0,068), Humapalca,(0,165) son hasta 16 veces mayor que el valor máximo permitido de 0,01 miligramos por litro”, informó el senador .
Rossi además relató la realidad de los niños de la escuela de Humapalca, localidad con niveles críticos de arsénico y donde sus alumnos no pueden beber agua si no es embotellada. Estos resultados son producto de la revisión a sistemas de Agua Potable Rural y sistemas precarios estos últimos corresponden a sistemas de captación, almacenamiento y distribución del agua.
Por último el senador Rossi fue enfático en señalar que “no es posible que los habitantes de Putre y General Lagos: niños, ancianos, mujeres embarazadas, etc. estén expuestos a un elevado riesgo de cáncer y otras patologías vinculadas al consumo de arsénico, situación que además afecta gravemente el desarrollo del turismo, comercio y la calidad de vida de la zona. Es urgente promover la instalación de sistemas de abatimiento de arsénico, tal como lo establece la propia Seremi, Giovanna Calle, en la mencionada resolución sanitaria”, precisó.