Organización adultos mayores presentaron un recurso de protección contra la directora del Servicio de Salud de Arica.

Organizaciones del adulto mayor, encabezadas por la Agrupación de usuarios de la salud «Vida Nueva», presentaron un recurso de protección por el derecho a la salud y a la vida, ante la falta de respuesta de las autoridades del Servicio de Salud en torno a establecer un convenio con el Hospital de la Solidaridad de Tacna que permita a los adultos mayores acceder a prestaciones en el vecino país a través de FONASA.
El libelo fue presentado específicamente en contra de la directora del Servicio de Salud de Arica, Ximena Guzmán Uribe, a quien responsabilizan por no haber dado curso a su petición que a juicio de los recurrentes permitiría salvar la vida de cientos de ariqueños que hoy deben vender sus cosas para medicinarse en el vecino país, ante la falta de especialistas en la región.
«No estamos pidiendo un imposible ni tampoco algo que no se haya hecho. El Servicio de Salud de Reloncaví mantiene un convenio con Argentina, donde las personas se atienden en un hospital trasandino y pagan sus prestaciones con FONASA, señaló Rafael Godoy, no entendemos porque a pesar de nuestra insistencia la Directora de Salud no se pronuncia de una vez al respecto, mientras miles de adultos mayores se deterioran y algunos incluso mueren esperando la atención de un especialista».
Godoy relató que desde el 2014 mantienen conversaciones con la Dirección de Salud de Arica y Parinacota en el marco de la Mesa de de Salud y Derechos Humanos de la Gobernación de Arica y Parinacota. Sin embargo «y a pesar de que al comienzo hubo conversaciones auspiciosas, finalmente no hubo respuestas concretas», señaló.
«Al comienzo todos nos dijeron que sí, que era posible. Luego las conversaciones comenzaron a espaciarse y en la penúltima sesión de la mesa la Directora de Salud nos informó que había razones legales que la hacían imposible. Obviamente quisimos saber cuáles eran esas razones, hubo un compromiso de entregarlas, pero hasta la fecha eso no sucede, incluso cuando han sido solicitadas a través de un oficio por el Seremi de Justicia. Es por ello que consideramos que nuestros derechos están siendo vulnerados, ya que no sólo se nos niega el derecho a la salud y a la vida, sino también a la información pública», señaló.
Por su parte Pedro Atencio, de la organización de usuarios PRAIS, detalló que a juicio de su organización la falta de especialistas es un problema general en las regiones más aisladas del país, que las autoridades no han podido resolver hasta ahora, lo que requiere de soluciones innovadoras.
«Sabemos que el convenio que proponemos no es la solución de fondo, sino un sistema de salud pública fortalecida y garantizado, porque el AUGE está fracasado como sistema y porque en si es deficitario en cuanto traslada una gran cantidad de recursos a los privados que lucran con la salud, queremos avanzar en ello y ojalá este problema esté muy presente en los programas de Gobierno. No estamos por seguir desangrando el sistema de salud pública hacia el sistema privado, pero entendemos también que aquí cada día se juega la salud, la vida y la muerte de miles de personas que simplemente no pueden esperar que los cambios de fondo ocurran. Además se trata de una situación que ya ocurre en la realidad: miles de personas se trasladan todos los días a Tacna para ir en busca de salud dental y atención de especialistas. La diferencia estaría en que en vez de que los usuarios se vean obligados a pagar particular una atención o un tratamiento en Perú, éste sería financiado a través de FONASA», señaló.
Atencio resaltó el esfuerzo de las autoridades por atraer médicos especialistas, pero , dijo, hasta ahora sólo se ha logrado aumentar el número de médicos generales.