La Dirección de Prevención y Seguridad Humana, DIPRESEH, de la Municipalidad presentó una serie de iniciativas que apuntan a combatir la delincuencia.

Una serie de proyectos que apuntan a combatir la delincuencia presentó la Dirección de Prevención y Seguridad Humana, DIPRESEH, de la Municipalidad de Arica en el marco de la tercera sesión del Consejo Comunal de Seguridad Pública, los cuales buscan generar mayor sensación de seguridad en la comunidad y de pasó prevenir acciones delictuales.
Las Escuelas de Prevención para niños y niñas de 6 a 12 años es un proyecto que busca crear desde la infancia el hábito de prevenir, el cual tiene un plazo de 12 meses para su ejecución.
“Estamos viendo algunos proyectos de escuelas para niños, creo que es uno de los que llama más la atención porque apunta a lo que buscamos como Municipalidad, que es la prevención”, expresó Gerardo Espíndola, alcalde de Arica.
Por otra parte, el Fortalecimiento Comunitario, el cual apunta al trabajo con las juntas de vecinos en temas de seguridad, además de capacitar a las y los pobladores en la formulación de proyectos.
En lo situacional, están las nuevas cámaras de tele vigilancia que serán instaladas en distintos puntos de la ciudad, las que entrarían en funcionamiento en agosto del 2017.
Por otro lado, la recuperación de espacios públicos, que buscan generar mayor sensación de seguridad en la comunidad.
Cabe señalar que los proyectos son financiados por la Subsecretaría de Prevención del Delito y Seguridad Pública.
Concejales
En la sesión del Consejo Comunal de Seguridad Pública, se destacó la coordinación que hay entre las distintas instituciones que van encaminadas con una misma finalidad, la que es combatir la delincuencia y dar mejor calidad de vida a la comunidad.
“Falta todavía, estamos acomodando las piezas, pero creo que es fundamental que podamos seguir funcionando para que estos proyectos y otros más se puedan ejecutar con mayor eficacia y mayor rapidez en la ciudad y que este tipo de comisiones funcionan de verdad”, indicó Jorge Mollo, concejal.
En este sentido, la concejala Miriam Arenas se refirió a los proyectos y a lo segura que es la ciudad. “La comunidad tiene una percepción de que en Arica hay mucha delincuencia y la verdad que es una ciudad segura, a pesar de algunos delitos, pero aun así es segura. La idea es que se trabaje con las juntas de vecinos, con la comunidad, para que ellos digan cuáles son sus problemas que tienen en cada sector”, señaló la edil.