La decisión del Consejo Regional de aprobar el presupuesto para su construcción en San Miguel de Azapa ha provocado reacciones de diversos sectores. A continuación, algunas declaraciones…. que con seguridad seguirán produciéndose en los próximos días.

Luego que el Consejo Regional- Core- votara mayoritariamente aprobando el presupuesto para la construcción del Museo Antropológico en Azapa, se ha suscitado en Arica una suerte de opiniones- de apoyo y rechazo- a la decisión de los consejeros regionales, adoptada en la última sesión realizada en Putre.
En esa ocasión, el Consejo Regional aprobó el proyecto- que será de mayor envergadura, pero siempre ubicado en San Miguel de Azapa- con 10 votos a favor, una abstención- la consejera Dina Gutiérrez; un voto en contra, Raúl Castro y la inhabilitación de los consejeros Roberto Erpel y Giancarlo Baltolú, por estar vinculados laboralmente con la UTA.
ALCALDE DE ARICA
El jefe comunal, Gerardo Espíndola, al comentar la decisión de los consejeros, precisó que «considero que no se escuchó lo que la comunidad manifestó en torno a una postura que se hizo a través de la consulta ciudadana y esa postura no se ve reflejada en la votación que se hizo en el Core. Como municipalidad creemos que debemos hacer llegar a las autoridades pertinentes esta molestia y pedir la información de por qué no se escuchó a la comunidad y saber cuáles son las razones que ellos nos van a dar».
Del mismo modo, el concejal Juan Carlos Chinga subrayó que » como cuerpo colegiado estamos molestos que no se haya considerado la voz del pueblo, de la ciudadanía. Se le faltó el respeto a la voz del ciudadano ariqueño. El año pasado se convocó a un plebiscito que se extendió durante 3 días y participaron 25 mil personas en enero de 2016, el cual arrojó un 75% de preferencias para que el museo se instale en la zona urbana. Estamos molestos e inquietos porque no fue considerada la opinión de la gente. Planteé mi postura al concejo y obtuve el apoyo del alcalde, quien también está molesto y mandará una nota de molestia al Consejo Regional», afirmó-
INTENDENTA REGIONAL
Por su parte, la Intendenta Gladys Acuña hizo un llamado al alcalde de Arica, Gerardo Espíndola a comprometer su gestión con los grandes proyectos ciudadanos que han esperado largo tiempo y que hoy el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet está realizando a través del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE).
“En estos 7 meses de la gestión comunal, lo que habríamos esperado es que el alcalde imprima un sello distinto y se sume a las iniciativas que tenemos en marcha y que requieren un municipio activo. Reclamarnos por impulsar y concretar el proyecto del Museo Antropológico en San Miguel de Azapa, logrando su financiamiento en el Consejo Regional es desconocer la voluntad ciudadana que ha solicitado por largo tiempo que desarrollemos esta obra y que superemos la etapa de las promesas”, planteó la autoridad.
Acuña lamentó que el jefe comunal impulse una polémica artificial desde la desinformación, señalando que se ha desconocido una consulta pública no vinculante que realizó el municipio en enero de 2016, al impulsar la ampliación del actual museo junto a la Universidad de Tarapacá.
CORES ERPEL Y BALTOLÚ
Un rechazo a la intromisión de las funciones como Consejeros Regionales y a las críticas que vertió en las últimas horas el alcalde Gerardo Espíndola, expresaron Roberto Erpel y Giancarlo Baltolu, quienes consideraron que las funciones que ellos ejercen como cores son privativas, las que siempre han apuntado a la búsqueda del bien común a la hora de aprobar iniciativas y proyectos de carácter regional.
“Distinto hubiese sido si el municipio hubiese presentado algún proyecto a la fecha , en que nuestro rol es analizar y posteriormente aprobar si es que correspondiera, por lo que no estoy de acuerdo a la intromisión que él ha hecho en nuestras funciones”, expresó Erpel, agregando que a la fecha “yo y mis pares nunca nos hemos entrometido en iniciativas que haya levantado el municipio de beneficio comunitario , por lo que aún seguimos esperando aquellos que en su momento fueron comprometidos para beneficio de la comunidad, y gustosos los apoyaríamos al igual que como los hemos hecho con sus pares de las comunas rurales ”.
En tanto, Baltolu agregó que “en absoluto comparto la intromisión que la autoridad comunal ha hecho de nuestra funciones, más aun cuestionando nuestro rol al instante de votar”, resaltando que “ni siquiera ha planteado en el terreno de las ideas algún proyecto de los muchos que creo deben estar esperando los ariqueños, y que sí lo han hecho su pares de los municipios rurales, quienes además de proponer iniciativas han estado presentes a nivel de comisiones y en el pleno. Por lo que le sugeriría hacer un autoanálisis de lo que ha hecho en beneficio de los ariqueños en materia de proyectos”.
“Ahora, despojándome del rol de Core, como ariqueño, si hablamos de representatividad, le preguntaría por lo del logotipo del Picaflor de Arica como imagen turística de la ciudad, que borró sin consultar a la propia comunidad y a los autores de la idea, quienes fueron parte de un concurso nacional llevado a cabo en el año 2013. Creo que ahí sí paso por alto a quienes dice representar”, concluyó.