Concejal Chinga criticó a la actual administración municipal por no concretar la habilitación de una farmacia popular que beneficie a los vecinos de la Población Cardenal Raúl Silva Henríquez.

Es tremendamente lamentable que luego de cumplir casi diez meses de gestión no se pueda concretar el sueño de miles de familias del sector norte de la ciudad, las que esperan imperiosamente que funcione la tan anunciada farmacia popular que en un 90 % dejo avanzada el Alcalde anterior Dr. Salvador Urrutia Cárdenas.
El concejal Juan Carlos Chinga, argumento que esta es una necesidad que quedó estancada en esta administración, luego que el Alcalde anterior dejo un notorio avance, por no decir listo el edificio donde debiera ya haber funcionado este recinto.
El concejal (RN) agregó que estaba todo listo en las dependencias donde supuestamente funcionaria esta segunda farmacia, orientada a favorecer a los pobladores de la Población Cardenal Raúl Silva.
El edil confirmó que se habían destinado 6 millones de pesos para la compra de medicamentos a la SENABAR, similar a la instalada en la Avda. 18 de septiembre; también se realizaron reparaciones de alcantarillado-se compraron implementos, – lavamanos – aire acondicionado y todo tipo de muebles necesarios para la venta de medicamentos.
Se logró establecer un número a la propiedad que fue entregado por la dirección de Obras Municipales. Lo que sí quedó pendiente, dijo Chinga, es la resolución sanitaria, pero aseguró que la SEREMI de Salud acudió al lugar y expresó que el recinto cumplía con la normativa vigente para su funcionamiento.
CONSULTA CIUDADANA
Lo triste de todo, según Chinga, es que para materializar esta obra se realizó una consulta ciudadana al sector norte, donde vive la mayoría de familias vulnerables y más de 5 mil personas con firma y número de carnet apoyaron la idea de hacer una farmacia popular en las dependencia de calle Curali con Soldado Eleodoro Gutiérrez, en la Población Cardenal Raúl Silva Henríquez.
«Aquí estamos claramente frente a una despreocupación de la actual administración municipal, la que no le ha prestado importancia a una necesidad tan prioritaria como es la entrega de medicamentos a bajos precios a la población, es decir, falta voluntad para hacer las cosas que dejó el alcalde saliente Salvador Urrutia», apuntó Chinga.