El Alcalde, Gerardo Espíndola, se reunió con el gremio de taxis colectivos para analizar la situación que se vive en las calles y buscar soluciones.

La congestión vehicular y el inédito plan de Movilidad Urbana “Remuévete Arica” impulsado por la gestión del alcalde Gerardo Espíndola Rojas, fueron los temas tratados en un nuevo conversatorio con el gremio de taxis colectivos.
La reunión permitió al gremio del rodado plantear al jefe comunal todos los problemas que los afectan, desde las señaléticas, semáforos sin funcionar, congestión vehicular, el angostamiento de calles, entre otros.
“Hemos visto que ya no resiste mayor análisis ni explicación técnica y de estudio, sino que hay que trabajar para que la voluntad de todas las autoridades, especialmente del municipio, pueda lograr descongestionar nuestra ciudad”, señaló Tomás Abaroa, presidente regional Taxis Colectivos de Arica.
En la oportunidad Espíndola dio a conocer los principales alcances del plan de Movilidad Urbana “Remuévete Arica”, el que tiene como propósito generar un cambio cultural, que permita tener una ciudad mucho más armónica para recorrer las calles con mayor tranquilidad.
“Tenemos que avanzar hacia una ciudad que no tenga los problemas que tienen las ciudades grandes como la congestión, nosotros somos una ciudad pequeña, tenemos que avanzar hacia una calidad de vida digna de nuestros habitantes, respondiendo a los problemas de tránsito y de desplazamiento y movilidad”, expresó el jefe comunal.
Los taxis colectivos llegan a los tres mil 200 autos, esto se suma a los más de 70 mil vehículos que ya existen en la ciudad, cifra no menor y que hoy es un dolor de cabeza para los choferes del trasporte público.
“Este conversatorio lo que busca es dar a conocer inquietudes que tiene el gremio del transporte público y hacer entender a las autoridades de que cualquier modificación vial que exista, tiene que pasar necesariamente por los trabajadores del mundo del rodado e incentivar a la ciudadanía a dejar los autos particulares en la casa y usar el transporte público”, indicó Jorge Mollo, concejal.