Parlamentarios de todos los sectores rechazaron los hechos de violencia y expresaron su solidaridad y preocupación por el ataque con arma blanca a Fulvio Rossi.

Consternación, repudio y preocupación generó el ataque violento que sufrió el senador Fulvio Rossi, en el sector de Cavancha en Iquique. Parlamentarios de todos los sectores coincidieron que se trata de un “hecho inédito” y “muy grave” en el contexto de la convivencia democrática chilena por lo que llamaron a esclarecer las circunstancias y los autores de este hecho.
El senador Rossi se encontraba realizando labores propias de la campaña electoral en curso cuando fue atacado -según las primeras informaciones- por desconocidos, con un golpe contundente en la cabeza y una herida cortopunzante por lo que debió ser trasladado al hospital regional de Iquique, donde se encuentra en recuperación fuera de riesgo vital.
Al respecto, el presidente del Senado, Andrés Zaldívar, expresó su solidaridad con el parlamentario y su familia y adelantó que solicitará que se investiguen los hechos y no descartó la presentación de una querella de la corporación en contra de quienes resulten responsables. “He dado instrucciones para que el Senado inicie las acciones judiciales correspondientes para establecer quienes son los autores y las motivaciones para llevar adelante estas acciones tan repudiables”, precisó.
Asimismo el senador Zaldívar mencionó que “quiero llamar la atención para que la convivencia nacional no se rija con la violencia sino debate de ideas y no vayamos a descalificaciones ni hagamos ambiente para que este tipo de actitudes puedan tener presencia en vida chilena”.
SOLIDARIDAD
Tras conocer los alcances del hecho que afectó al senador Rossi, sus pares de todos los sectores políticos coincidieron en rechazar -en forma categórica- cualquier forma de agresión o violencia. Asimismo manifestaron su solidaridad con el legislador agredido y abogaron porque «la justicia pueda cumplir su rol a cabalidad y sancionar a los responsables».