La Compañía de Teatro Tripulante Laboratorio, tras su recorrido por las zonas del interior y fronterizas, llega a Arica para presentar obras en miniatura, con historias basadas en leyendas imperdibles.
Este sábado 8 de septiembre, a mediodía, en la Plaza Colón de Arica el público podrá conocer el teatro lambe-lambe, con cuatro historias y paisajes diversos de nuestra región, en una experiencia que los hará viajar en el tiempo.
La Compañía de Teatro Tripulante Laboratorio creó la Ruta del Misterio, que presenta historias basadas en leyendas imperdibles, en vivo y en directo.
Es así que la banda de viajeros del tiempo y del espacio- compuesta por el arqueólogo Anzota, la valiente Amaral, el piloto Tapia y la ingeniera Minerva- se trasladaron y llevaron en sus maletas los cuatro micro montajes, recorriendo Codpa, Ticnamar e incluso Visviri, donde está la frontera tripartita del altiplano con Perú y Bolivia, llegando de vuelta a Arica.
El teatro lambe- lambe es una técnica que ocupa un escenario mínimo, donde pequeñas figuras animadas son manipuladas para representar obras teatrales de corta duración. Este arte está inspirado en las antiguas cajas fotográficas de principios del siglo XX y permite que cada persona viva en minutos un espectáculo íntimo, personalizado y mágico, a través de la animación y sonoridad.
DESCENTRALIZAR EL ARTE
“Acabamos de recorrer parte importante de la Región de Arica y Parinacota para mostrar nuestro trabajo de teatro lambe-lambe. Muchos se preguntarán qué es eso. Bueno, pues algo muy sencillo que utiliza un escenario y marionetas pequeñas para contar historias a la gente. Las obras son vistas de forma individual, lo que permite un momento único y mágico con el arte”, según lo señaló Mario Ubilla, actor, coordinador general y co-fundador de la compañía binacional Tripulante Laboratorio.
Dijo que “nosotros, como compañía Tripulante Laboratorio, postulamos a un Fondart el proyecto La Ruta del Misterio en Arica y Parinacota. Nuestra propuesta fue aprobada, lo que nos ha permitido rescatar mitos y leyendas de nuestra tierra para crear obras basadas en la cultura afrodescendiente, el poder del Dios Wiracocha, el mito de los gentiles y la cultura chinchorro”.
Agregó que su sorpresa hasta ahora con el público ha sido grata y han confirmado la necesidad de promover el arte y la cultura en las zonas periféricas. “Con esto nos referimos a aquellos lugares que están lejos, en márgenes donde la información no siempre llega. Por eso, descentralizar es clave y tenemos que potenciar la difusión del arte y los recursos para los artistas locales.”
Ver a los espectadores- sobre todo escolares de colegios tan alejados como Ticnamar, Codpa y Visviri- interesados en conocer las historias de Arica y Parinacota- ha sido una prueba de que el teatro lambe-lambe cumplió su objetivo pedagógico de rescatar el patrimonio. Sin embargo, qué importante es insistir en la tarea de enseñar la enorme diversidad de nuestra región, comentaron.
“Nosotros somos cuatro artistas, nacidos algunos en Arica y otras partes del norte, incluso una de nuestras integrantes es de Perú (Cusco). Todos hemos crecido en paisajes similares, pero la experiencia de viajar al interior del altiplano, acompañados de volcanes nevados y por un desierto que alterna fauna y vegetación, ha sido una experiencia que también consideramos parte de la obra artística que es nuestra Ruta del Misterio. Y estamos agradecidos y agradecidas de eso”, dijo.
Este sábado 08 de septiembre aún hay una oportunidad de conocer el teatro lambe-lambe, por lo que la compañía está invitando al público ariqueño a conocer cuatro historias y paisajes diversos de nuestra región, en una experiencia que los hará viajar en el tiempo. La cita es en la Plaza Colón, a mediodía.