Los empresarios bolivianos del transporte pesado sugieren que el Gobierno de Chile subvencione el incremento de los nuevos valores que el Puerto de Arica fijó para las cargas bolivianas.
El representante del transporte pesado internacional de Bolivia, Gustavo Rivadeneira, sugirió que el Gobierno de Chile subvencione el incremento de las tarifas que aplicará la Empresa Portuaria de Arica (EPA) al comercio internacional boliviano.
«No podemos permitir ningún tipo de alzas, más bien nosotros sugerimos una propuesta como sector, que toda esa propuesta de alza (que) pretende realizar la terminal portuaria de Arica como monooperador tiene que ser asumida por el Gobierno chileno, como subvención a la carga boliviana, porque Chile como Estado ha vulnerado el Tratado de 1904», dijo.
Rivadeneira manifestó que el incremento de las tarifas y el nuevo manual de servicios del puerto de Arica deben ser consensuados entre los gobiernos de Chile y Bolivia después de realizar un análisis técnico.
«Debe ser negociado entre gobiernos; sin embargo, si no existe una negociación de esa naturaleza creo que el Gobierno chileno tiene que subvencionar y asumir esa elevación de costos que tiene la terminal portuaria de Arica», insistió.
Afirmó que ese sector no aceptará ninguna negociación de una tarifa incrementada en el puerto de Arica.
Por su parte, la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B) rechazó cualquier incremento de tarifas, así como el nuevo manual de servicios de la EPA de Chile y denunció un aumento de más de 200% en la primera quincena de agosto.