Una investigación de la Sip de la Cuarta Comisaría Chacalluta permitió el ingreso a un domicilio en el valle de Azapa, denunciado por los mismos vecinos en el Retén San Miguel, por ruidos molestos, música en alto volumen y gritos.
En conjunto con la Comisión de Alcoholes de Carabineros, funcionarios de la Municipalidad de Arica, la Seremia de Salud e Impuestos Internos, llegaron hasta el kilómetro 2 ½, del Valle de Azapa, a constatar que el inmueble- que es un camping abierto al público- funcionaba sin permiso municipal y además como “After”, con venta ilegal de alcohol, infringiendo los artículos 43 y 44 de la Ley de Alcoholes 19.925.
En el lugar se incautaron 224 botellas de bebidas alcohólicas, las que fueron posteriormente remitidas a la Caja de Crédito Prendario, constatándose también que la casa habitación, con camping y piscina, se encontraba abierta al público y cobraba por persona $ 5.000 pesos sin contar con ningún permiso municipal.
COMISIÓN DE ALCOHOLES
Continúa además su intensa labor de fiscalización la Comisión de Alcoholes de la Prefectura de Carabineros Arica, quienes están abocados principalmente a detectar la venta ilegal de alcohol a menores y fiscalizar todos los recintos con expendio de este tipo de bebidas.
Fue así que fiscalizaron en el borde costero un recinto que funciona como discotheque, verificando que la patente de alcoholes del local había vencido, infringiendo con esto el Artículo 43 de la Ley 19.925.
Al interior del recinto, el cual no ha logrado renovar su patente municipal, decomisaron por existencia clandestina la cantidad de 833 bebidas alcohólicas, cursando la infracción correspondiente.