La Aduana Nacional de Bolivia decomisó, mediante el control no intrusivo (escáner móvil), 850 celulares de contrabando escondidos en un bus de pasajeros procedente de Chile en el Punto de Inspección «Huachacalla», ubicado en el departamento de Oruro.
Luego de detectar la mercadería de contrabando, vía rayos X, se procedió a la inspección física del bus, según un boletín de la Aduana Nacional.
La inspección física confirmó la existencia de compartimientos ocultos donde se escondieron los paquetes con los celulares y sus accesorios de procedencia extranjera.
El cargamento fue transportado con escolta hasta Aduana Interior Oruro, para dar continuidad con la inspección y realizar la valoración de la mercancía no declarada, indicó la Aduana Nacional.