El conocimiento humano no tiene límites. Cada vez con mayor razón nos damos cuenta que nuestras ansias por aprender desbordan nuestras expectativas y, unos más y otros menos, buscamos nuestro camino para aprender esas nuevas y, talvez, desconocidas disciplinas que nos seducen y nos abren senderos del conocimiento humano. En este contexto, varios artículos en esta misma sección, han tratado de dar a conocer esta disciplina, arte y metodología para tratar de ser un aporte al conocimiento humano: LA GRAFOLOGÍA
Podemos afirmar que la Grafología se convierte en un instrumento de mucha utilidad al tener como fundamento el profundizar el estudio del comportamiento y las vicisitudes humanas. Es un intento por ayudar a cada persona a conocerse a sí misma, ayudarla a formarse, ayudar a educarse. Convencerle que toda potencialidad está en ella. Orientarla en sus dificultades personales, en sus conflictos, en su intimidad. Buscar siempre ser un apoyo en su vida profesional, laboral, sentimental y personal. Acercarse y abrazar la grafología es una manera de orientar a los demás. Por ello, los campos que puede abarcar esta disciplina son muy amplios. En todos estos campos es preciso especializarse, investigar y aplicar conocimientos.
Siempre se encontrará en la Grafología un arma colosal de introspección, de autoconocimiento que ayudará a comprender nuestro propio mundo de instintos, de tendencias y conocer también a las personas que le rodean. “La escritura y la Grafología son puertas del alma, rayos X, espejo encantado, ciencia maravillosa que nos adentra de la mano de la psicología en las abismales profundidades del alma humana. Podemos decir sin temor a equivocarnos que, esencialmente, la Grafología es tan antigua como el primer escrito trazado por mano de hombre” decía un gran estudioso de la grafología, el español Mauricio Xandró
Remontándonos en la historia, en el antiguo Egipto, la escritura era considerada como algo sagrado, profundamente divino. En China se le rendía tributo y se realizaban cultos especiales a todos los escritos. En este contexto, los libros sagrados escritos a mano, se consideraban como auténticos ídolos reflejo de la divinidad. Incluso, en China se habían formulado leyes grafológicas acorde a la escritura china. Admirablemente existen muchos puntos comunes con nuestras propias leyes: «Los trazos rígidos indican energía, las rayas dobles perseverancia y las rayas que se cruzan contradicción». En este mismo ámbito histórico, desde tiempos muy remotos, el estudio de la escritura japonesa estaba centrado en la práctica de una Grafología rudimentaria. Del estudio y observación de los rasgos gráficos, los estudiosos japoneses descubrieron que el carácter se delinea en aquellos trazos. Además, han aprendido a descubrir el carácter. Se sirven de rayas trazadas con tinta sobre papel a modo de palotes. Según la longitud, rigidez, inclinación, dirección, entre otros géneros analíticos, estas características gráficas van determinando la manera de ser y la forma de comportamiento.
Dentro de los innumerables antecedentes históricos de esta disciplina, se documenta que trescientos años antes de Nuestro Señor Jesucristo, el filósofo griego Demetrio de Falera, decía en Atenas: «La letra expresa el alma». Esta antigua cita alude al término “letra”, tanto en su trasfondo del registro gráfico como al texto en su contenido. Lo importante es que ambas posibilidades aluden a la manifestación de nuestra interioridad y reflejan nuestro modo de ser.
Se ha denominado a este artículo “GRAFOLOGÍA: UN CONOCIMIENTO A DESCUBRIR” con el propósito de incentivar el conocimiento de esta disciplina, en especial motivar a profesores, a padres y a todos quienes tengan inquietudes por conocer, orientar y proyectar a los demás por intermedio de este test proyectivo de la sicología. Conocer esta disciplina también es una instancia de autosuperación personal. Les invito a conocerla. Es una manera de crecer y proyectar nuestras potencialidades inherentes a nuestra personalidad. En definitiva es buscar ser mejores personas y mejores humanos. Julio G. Díaz Tapia
Profesor de Lenguaje y Comunicación PUCV
Profesor de Grafología y Documentología UST, USM
Perito Judicial Calígrafo y Documental