El proyecto de ley de Ingreso Mínimo Garantizado, que el Presidente Sebastián Piñera solicitó encarecidamente al Congreso aprobar en marzo próximo, beneficia a cerca de ocho mil 500 trabajadores de menores ingresos de Arica y Parinacota y a más de 670 mil a nivel nacional.
La iniciativa fue el principal tema de conversación en una reunión sostenida por la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia; el intendente (s) Raúl Gil, junto a pequeños y medianos empresarios de Arica.
En cita, realizada en el auditorio del emblemático centro comercial “Santa Blanca”, estuvieron presentes también el Seremi de Economía, Cristian Sayes; su par de Desarrollo Social y Familia, Macarena Vargas, y el director regional de Sercotec, Cristian Alvarez.
Esta iniciativa impulsada por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, permitirá, a través de un subsidio entregado por el Estado, que ningún trabajador chileno gane menos de $360.200 bruto.
El Intendente (s) Raúl Gil dijo que “las pymes representan el 99,7% de las empresas de la región, lo que demuestra la importancia que tiene a nivel local una medida como el Ingreso Mínimo Garantizado, que beneficiará directamente a sus trabajadores y que esperamos prontamente sea aprobada por el Senado”.
Por su parte, la Subsecretaria Alejandra Candia manifestó que éste es “uno de los proyectos más importantes de la Agenda Social” que impulsa el Gobierno y “un apoyo a las remuneraciones” de las pequeñas y medianas empresas.
Asimismo, Candia precisó que “las pymes son el centro de nuestra preocupación y todo lo que ellas representan, porque detrás de una pyme hay una familia, un adulto mayor, una mujer trabajadora, hijos que van al colegio, estudiantes universitarios”.