Detectives de la Brigada de Investigación Criminal de la Policía de Investigaciones de Arica detuvieron a quince personas que se mantenían prófugas de la justicia.

Las detenciones se produjeron luego de un trabajo investigativo realizado por la oficina de análisis de esta unidad de la PDI, la cual realizó una acción de recopilación de antecedentes de las personas requeridas en diversas fuentes de información, para de esta forma planificar un completo operativo y así lograr dar con su paradero.
Es así como se logró la detención de 15 personas personas que eran requeridas por la justicia por diferentes delitos, entre los que se encuentran conducción en estado de ebriedad con suspensión de licencia, lesiones menos graves, amenazas simples contra personas y propiedades, porte de arma cortante o punzante entre otros.
De acuerdo a lo señalado por el jefe subrogante de la Bicrim Arica, comisario Darwin Herrera Leiva, estas detenciones tienen por objetivo contribuir en mejorar la sensación de seguridad de las personas, ya que se enfoca principalmente mediante la realización de un trabajo policial “en el menor tiempo posible, ubicar y poner a disposición de los Tribunales del país a todas aquellas personas que posean un requerimiento en nuestro sistemas computacionales” puntualizó.