Un trabajo “impecable” están realizando las cuadrillas de la Dirección de Aseo y Ornato de la Municipalidad de Arica, personal a cargo del plan de sanitización y limpieza desarrollado en cada rincón de la ciudad, con el fin de evitar eventuales brotes de COVID-19.
Desde su implementación hace 10 días, los equipos municipales junto a trabajadores de la empresa COSEMAR, han utilizado más de 600.000 litros de agua con desinfectante, trabajos basados en los protocolos entregados por el Ministerio de Salud.
Son cuatro los frentes que DIMAO está atacando para frenar el avance del virus. El primero de ellos es la sanitización de todos los paraderos de la ciudad, sumando a la fecha 92 sectores limpiados.
En segundo término, fueron atendidos los 10 centros de salud municipal, los cuales han sido tratados por medio de hidrolavadoras que arrojan agua pulverizada. Los CESFAM Remigio Sapunar, Victor Bertín Soto, Iris Veliz, Amador Neghme, Eugenio Petrucelli; el SAPU Marcos Carvajal, el SAR Iris Veliz; las postas rurales San Miguel de Azapa, Sobraya y Poconchile han recibido constante atención, con el fin de resguardar la salud de sus usuarios.
CAMIONES ALJIBES
La tercera etapa considera la utilización de camiones aljibes para la limpieza y sanitización de las principales arterias de la ciudad. Durante estas dos semanas, las máquinas han recorrido casi la totalidad de Arica, limpiando sectores como avenida Diego Portales, Tucapel, el Terminal Internacional, avenida Azolas, Lastarria, el Cementerio General, Linderos en su totalidad, avenida Chile, la Panamericana Norte, Las Torres y la entrada a Azapa.
En tanto, COSEMAR ha desplegado su equipo territorial en el casco histórico, trabajando en calles como 18 de Septiembre, Pedro Montt, San Marcos, Sotomayor y Comandante San Martín. Estos espacios son limpiados cuatro veces a la semana, debido al alto flujo de personas que diariamente se congregan por dichas calles.
Finalmente, las cuadrillas de DIMAO han recorrido los parques y plazas de la ciudad, desinfectando con hidrolavadora los juegos infantiles y los mobiliarios urbanos, para evitar la propagación del virus a través de espacios de uso masivo.
El plan de sanitización y limpieza de Arica inició hace 10 días, siendo una de las primeras de todo Chile en adoptar esta medida. Las acciones fueron adoptadas por el alcalde Gerardo Espíndola Rojas para reducir los microorganismos y el material orgánico presente en estos espacios. Cabe destacar que la iniciativa continuará mientras exista la crisis sanitaria por COVD-19 en nuestro país.