La Comisión de Economía del Senado, que preside el senador José Miguel Durana, continúa en sus sesiones revisando el texto en particular del proyecto que regula la portabilidad financiera y que busca facilitar a las personas naturales y a las micro y pequeñas empresas a cambiarse proveedor de productos financieros.
Esto quiere decir que todos aquellos que posean una cuenta de ahorro, cuenta vista, chequera electrónica, cuenta de ahorro, línea de crédito, tarjetas de crédito y débito, depósito a plazo, fondo mutuo, crédito de consumo, crédito automotriz, crédito de consumo y crédito hipotecario, entre otros, pueden traspasarlos a otra institución.
Según explicó el senador gremialista, la idea de esta norma es mejorar las condiciones de los usuarios, en cuanto a tasa de interés, plazos y utilidades, asimilándose a lo ocurrido con la portabilidad numérica de la telefonía celular que permite a las personas elegir el mejor precio y/o las mejores condiciones de la compañía.
“Estamos revisando las indicaciones realizadas al proyecto luego que fuera aprobado en general por la Comisión de Economía y estudiando las mejoras y observaciones que propone el Gobierno y los mismos parlamentarios, como asimismo, invitando a expertos en la materia a exponer, todo en la búsqueda de la mejor propuesta”, precisó Durana Semir.
Las gestiones por parte del Gobierno han estado en manos de la coordinadora del Mercado de Capitales del Ministerio de Economía, Catherine Tornel. La especialista ha respondido las dudas de los senadores de la Comisión y ha trabajado en conjunto con los asesores de éstos.