Por unanimidad, el Concejo Municipal aprobó la adquisición de 2 mil cajas con alimentos de primera necesidad. La iniciativa puesta en tabla por el Alcalde Gerardo Espíndola, busca mitigar el daño económico y social provocado por el coronavirus en las familias más frágiles de Arica.
La ayuda social gestionada por la Dirección de Desarrollo C omunitario (Dideco), representa una inversión de más de 47 millones de pesos provenientes del fondo de emergencia de la Municipalidad de Arica y beneficiará a familias que no han recibido ninguna ayuda desde que comenzó el estado de catástrofe.
A la fecha, Dideco ha repartido alrededor de 2 mil canastas familiares, mil han sido distribuidas a socios de ferias libres de la comuna, además otras mil para casos sociales como adultos mayores, familias de los programas: seguridades y oportunidades, vínculos y lazos; además ariqueños en situación de discapacidad y jefas de hogar, entre otros.
En el mismo sentido, el Alcalde Espíndola recordó la fecha en que el municipio comenzó la entrega de la ayuda social.
En el mismo sentido, Espíndola recordó que “a principios de marzo el municipio presentó al gobierno regional un proyecto por mil millones de pesos para beneficiar con alimentos a seis mil familias, pero finalmente esos recursos no llegaron a la municipalidad y fueron destinados a la intendencia. Por eso, hemos insistido que se concrete dicha inversión y se haga efectiva la entrega de mercadería”.
El concejal Paul Carvajal Quiroz solicitó que en la entrega de las cajas se “aplique una mirada estratégica y focalizada”, mientras que la concejala Miriam Arenas Sandoval señaló que confía “plenamente en el equipo técnico de la Municipalidad de Arica y en el director de Dideco”,
Sobre el trabajo desarrollado por los funcionarios que han repartido las cajas con mercadería, el concejal Patricio Gálvez Cantillano dijo que “hay mucha gente de la Municipalidad que está en la primera línea y atiende a la gente de buena forma”.