Así lo enfatizó el diputado Baltolu luego de la aprobación de Ingreso Familiar de Emergencia.
Tras una larga sesión que se extendió hasta la madrugada de este jueves 30 de abril, finalmente la Cámara Baja dio luz verde al proyecto que concede un Ingreso Familiar de Emergencia para los hogares más vulnerables de la población. Iniciativa que –a juicio del diputado por Arica Nino Baltolu- “debe ser aprobada a la brevedad para ayudar a esos más de 4 millones de chilenos que lo están esperando”.

“Estamos ante un proyecto que representará un importante aporte para miles de familias de todo el país y que han sido tremendamente golpeadas por la crisis sanitaria, que han visto afectados sus ingresos y que necesitan de ayuda para salir adelante”, dijo el legislador.

Baltolu enfatizó que “estamos ante un esfuerzo fiscal sin precedentes para dar una mano a millones de hogares de todo el país, por lo que no hay espacio para la pequeñez política frente a una iniciativa de este tipo. Este proyecto debe ser aprobado a la brevedad”.
La propuesta impulsada por el gobierno busca apoyar a los hogares con trabajos informales y cuyos ingresos se han visto reducidos por la emergencia sanitaria, beneficiando a cerca de 1 millón 800 mil familias pertenecientes a los sectores de mayor vulnerabilidad.
“Es momento de hacer política social, de no caer en la mezquindad política y aprobar esta iniciativa, por lo que hago un llamado a los Senadores a resolver las diferencias en torno al proyecto y darle luz verde para ir en ayuda de quienes tan mal lo están pasando a causa de la crisis sanitaria”, finalizó Nino Baltolu.