El senador por la región de Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, abordó la estrecha relación que tiene la pandemia con el aumento del desempleo y la pobreza en el país, pero en especial en nuestra región. “La primera entidad que alertó sobre esto fue la Cepal, hace un par de semanas, indicó que la tasa de población viviendo bajo la línea de la pobreza podría escalar hasta el 13,7% en el peor escenario, lo que significa aumentar en un millón de personas más a esta categoría, considerando la población actual”.
Dentro de esto, explicó el parlamentario, “hay un dato interesante, pues según una encuesta, el 81% de las personas encuentra buena la idea de recibir una caja de alimentos; yo siempre dije que era mejor pasarle la plata a la gente, por medio de vales en los negocios locales. Esto estimula el comercio; además, llevar la canasta a la casa de cada familia es una cosa que demora, el Gobierno ha prometido avanzar en la entrega a la velocidad de 50 mil al día ¿Cuánto se van a demorar en llegar a los 2 millones y medio de cajas?”, se preguntó el parlamentario.
“Entregar cajas significa que los comerciantes se quedarán sin recursos y probablemente pasen a recibir cajas ellos también. Esto no ha funcionado como se dijo que iba a funcionar, pero la gente lo recibe bien, tienen una expectativa de recibir algo y creo que es una cosa que hay que considerar”, indicó el legislador socialista.
CRISIS Y DESEMPLEO
Frente al último sondeo sobre el empleo, el que muestra que la desocupación ya se empina hasta el 9,7%, el senador Insulza fue tajante al señalar que “no debemos olvidar lo que pregunta este tipo de encuesta a las personas es si ha trabajado una hora a la semana. Hay una gran cantidad de personas, como las ligadas al transporte que hicieron al menos una hora de trabajos, a mi parecer no hay que creer demasiado en esa cifra de desempleados, pues considera trabajos esporádicos, los que no deberían ser contados, por lo que la cantidad que no tienen empleo es mucho mayor de la que se indica”.
Es por este motivo que el parlamentario sostiene que “frente al aumento de la pobreza y a la poca repercusión de los bonos en las familias por su bajo monto y cobertura, es necesario generar un Plan Proempleo, para lo cual es necesario revisar el Fondo de Desarrollo Regional y orientarlo a cosas que se necesitan para generar más empleo, en trabajos que realmente valga la pena hacerlos. No olvidemos que se gastó mucha más plata para la crisis económica de 2008-2009 que lo que ahora se ha gastado, hay que ver la forma de dar más recursos a las familias vulnerables”, dijo.
Los planes de empleo, según comenta el senador Insulza, “redujeron la tasa de cesantía bajo la cifra de los dos dígitos y estaban fundamentalmente en manos de las comunas, los alcaldes y los vecinos decían las cosas que era necesario hacer en los barrios, solucionando de paso temas sociales. Hay miles de tareas en la ciudad que están inconclusas y fácilmente se podrían ocupar los fondos regionales asignados a algunos de los grandes proyectos que desgraciadamente no se pueden ocupar por falta de condiciones sanitarias u otras, para generar estos planes», sostuvo.
SE VIENEN TIEMPOS DIFÍCILES

Con la actual situación, indicó el senador, “en especial la de nuestra región en la que hemos perdido grandes oportunidades, lo más acertado es que nos preparemos para las que vienen; el turismo en la región va a pagar un severo costo, pero al mismo tiempo podemos fortalecer a la fuerza de trabajo a través de estos planes de emergencia y estar preparados para cuando la gente quiera visitar la región”.
Finalmemnte. Insulza precisó que “no debemos pensar que cuando pase la crisis sanitaria se terminará la emergencia, el empleo se va a demorar en volver, muchos habrán caído en pobreza, las cosas serán lentas y difíciles, por eso es importante un acuerdo nacional para ver como sacamos el país adelante, el tiempo de pospandemia va a ser más difícil todavía”, indicó.