Con 35 votos a favor, 7 en contra y 1 abstención la Sala del Senado aprobó el proyecto de reforma constitucional que limita la reelección sucesiva de senadores, diputados, alcaldes, consejeros regionales y concejales, con lo que la iniciativa quedó en condiciones de cumplir su tercer trámite en la Cámara de Diputados.
No obstante, y por no alcanzar el quórum requerido de 26 votos, no prosperó una disposición transitoria que establecía el cómputo de los períodos anteriores. Dicha disposición tuvo 22 votos a favor, 7 en contra y 12 abstenciones.
Asimismo, se realizó una tercera votación de la norma aprobada en general por la Sala que establecía que se considerará el actual período de las autoridades como el primero. Dicha norma no se aprobó pues obtuvo 10 votos a favor, 24 en contra y 9 abstenciones.
Finalmente, se rechazó por unanimidad una disposición similar aprobada por la Cámara de Diputados lo que anticipa que el tema debería ser zanjado en una Comisión Mixta.
Así las cosas, la iniciativa- que quedó en condiciones de cumplir su tercer trámite en la Cámara de Diputados- establece que los diputados, consejeros regionales, alcaldes y concejales podrán ser reelegidos sucesivamente en el cargo hasta por dos períodos, mientras que los senadores podrán ser reelegidos sucesivamente en el cargo hasta por un período.
El debate, que se extendió hasta pasada la medianoche, estuvo centrado fundamentalmente, en la oportunidad en que se comenzarán a computar los períodos de las autoridades que menciona la reforma.
Respecto del límite a la reelección los argumentos a favor coinciden en que es necesario dar una «señal» y recoger la opinión de la ciudadanía en materia de «renovación de la política»; mientras que quienes se manifestaron en contra señalaron que «es la ciudadanía la que debe tener el derecho de elegir o no elegir a algún candidato».
ARGUMENTOS
Durante el debate hicieron uso de la palabra el senador Alfonso De Urresti, quien dio cuenta del proyecto en su calidad de presidente de la Comisión de Constitución, así como también otros legisladores:
José Miguel Insulza: «Creo que la gente tiene derecho a elegir a la persona que le parezca, por tanto no soy muy partidario de esto y me abstengo».
José Miguel Durana: «La democracia es patrimonio de los ciudadanos, está basada en la posibilidad de elegir y de ser reelegido…si las urnas deciden reelegir, tiene que respetarse. No tiene sentido que esta norma se apruebe retroactivamente».