Más del 50 % de las personas infectadas con el nuevo coronavirus puede no presentar ningún síntoma de la enfermedad y es necesario cumplir con las medidas de cuarentena para minimizar la transmisión de la infección, declaró el director del Centro de Investigación y Educación Médica de la Universidad Estatal de Moscú, Armaís Kamálov.
«El número exacto [de personas con Covid-19 asintomáticas] solo puede ser determinado tras realizar pruebas masivas», señaló este científico emérito y miembro de la Academia de Ciencias de Rusia.
«El sistema inmune humano puede ser lo suficientemente fuerte como para percibir de inmediato la entrada del virus en el cuerpo como un peligro y comenzar a construir protección contra él. Como resultado, los síntomas que vemos en otros pacientes están ausentes», explicó el científico.
¿Es posible adquirir la inmunidad al Covid-19?
Kamálov recordó que varios inmunólogos coinciden en que una persona infectada puede adquirir inmunidad al SARS-CoV-2, como a cualquier otro virus.
«Sin embargo, si el virus ingresa al cuerpo en pequeñas concentraciones y el sistema inmunitario le hace frente rápidamente, puede que los anticuerpos no se desarrollen en cantidades suficientes», explicó Kamálov, agregando que lo mismo pasa con los pacientes que han estado gravemente enfermos y han tomado una gran cantidad de medicamentos.
«Pero los anticuerpos ciertamente aparecerán después de algún tiempo en aquellos que luchan [contra el virus] con los recursos propios[del organismo] y enferman de forma moderada», aseguró el experto.
Kamálov confesó que los científicos aún están empezando a «entender y sentir» el nuevo coronavirus. «A veces no está claro por qué de repente un paciente tiene fiebre durante dos o tres días, y luego se recupera rápidamente, mientras que en el caso de otro paciente, que se encontraba bien, de repente el séptimo u octavo día comienza la exacerbación [de la enfermedad]», relató el profesor.
El especialista también reiteró que la gravedad de la enfermedad está relacionada con la presencia de enfermedades concomitantes del paciente. «Están en riesgo los pacientes con diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades crónicas de los bronquios y pulmones», dijo.
Además, de acuerdo con Kamálov, a menudo «la situación está determinada por el sistema inmune humano». «Hay personas que cada temporada sufren todas las posibles infecciones virales. Y hay quienes se han opuesto a ellas durante muchos años. Un sistema inmune fuerte es un pasaporte interno peculiar de una persona», explicó el científico.
No obstante, en ciertos casos, es necesario suprimir una reacción autoinmune para no agravar la condición del paciente. «Para ello, se prescriben medicamentos inmunosupresores», continuó Kamálov.
El profesor subrayó que él y sus colegas están desarrollando nuevos regímenes de tratamiento y opciones para el uso de varios grupos de medicamentos. Al mismo tiempo, el científico advirtió que todos los medicamentos deben ser prescritos por médicos e instó a no recurrir a la automedicación. «En ningún caso hay que automedicarse», advirtió.
«No hay necesidad de entrar en pánico. El pánico agrava el curso de la enfermedad. Por supuesto, es importante estar en casa, pero es igualmente importante no hacerse daño. No olviden que la fortaleza de nuestro sistema inmunitario depende en muchos aspectos de nuestro estado mental», concluyó Kamálov.(RT)