Frente a las graves acusaciones formuladas en redes sociales, en contra del senador José Miguel Durana, tras la fallida adjudicación del primer proceso de entrega de cajas de alimentos por parte de la Intendencia, el legislador presentó una querella criminal ante el Juzgado de Garantía de Arica, por el delito de injurias y calumnias graves por escrito y con publicidad.
El texto legal presentado el 25 de junio pasado ya fue declarado admisible por el tribunal e indica que hubo personas que actuando de mala fe y aprovechándose de la sensación de impunidad que otorgan las redes sociales como Facebook, fue insultado ferozmente, enlodado y menoscabado junto a su señora Cibeles Mc-Conell en su honra, honor, fama y crédito.
Se les imputó, a ambos (senador y esposa), mediante anónimos y gráficas que fueron compartidas una y otra vez por usuarios de las redes sociales, la responsabilidad en la forma de ejecución de la política pública, sindicándolos ser parte de una especie de red de corrupción, de influencias indebidas y de tener injerencia en la entrega de dichas cajas.
“En política siempre hay que ser y parecer. Tengo una trayectoria de servicio público intachable que me avala y nunca he malversado fondos públicos ni he actuado de forma dolosa, así es que no voy a aceptar que de forma tan ligera hoy se me infame, se me enlode y afecte mi honra y la de mi familia”, afirmó el parlamentario.
En este mismo sentido, el parlamentario dijo que se trata de un acto cobarde, de desprestigio, bajeza humana y persecución en su contra, que sólo busca enlodar su irreprochable conducta, denostándolo y atribuyéndole responsabilidades que no le competen, bajo ningún punto de vista. “No aceptaré que estos hechos queden impunes y buscaré sanciones”.
En tanto, el abogado Camilo Villegas, parte del Equipo Jurídico que representa al senador, de forma particular, dijo que con esta acción se busca salvaguardar la honra, fama y crédito de sus defendidos. “Fueron menoscabos graves a través de publicaciones efectuadas por personas que ya se encuentran determinadas que actuaron, aprovechándose de la impunidad y masividad de la red social”.
Puntualizó que con esta presentación judicial se busca determinar responsabilidad penal de aquellas personas que incurrieron en el delito de injurias y calumnias en contra del senador Durana y de su esposa, ya que las publicaciones vertidas fueron claramente injuriantes atentando contra su honra y fama.
“Hay publicaciones que profieren delitos lisa y llanamente y eso será investigado por el Tribunal al que también le solicitamos diligencias investigativas orientadas a la Brigada del Cibercrimen de la PDI para efectos de determinar y ratificar que los querellados incurrieron en prácticas constitutivas de delitos”, afirmó el letrado.