Los Partidos de la Oposición de la Región de Arica y Parinacota emitieron una Declaración Pública ante la situación que vive esta zona extrema del país, en torno a la pandemia del coronavirus. Llevando la firma de los presidentes de los partidos políticos, la declaración expresa lo siguiente:
«El momento que vive el país requiere de manera urgente la más amplia colaboración entre autoridades y los diferentes actores políticos y sociales que componen la región, gestiones que debieran estar comprometidas con salvaguardar la vida y el bienestar de la ciudadanía, en materia social como económica. Sin embargo, hoy y de manera preocupante nos enteramos que la comuna de Arica cuenta con el número más alto a nivel nacional de casos activos de contagios, ante lo cual declaramos:
1. Nuestra preocupación central se encuentra situada en preservar la vida. En esto, cobra relevancia la salud pública, que hoy evidencia una precarización de riesgo tanto para quienes deben hacer uso del servicio como para el personal sanitario, hoy primera línea. Esto es sólo el reflejo de una profunda crisis estructural, de desigualdades en torno a los más vulnerables, que requiere apremiantes medidas.
Pero, además la necesidad de medidas de control del contagio, definidos no sólo en torno a la militarización del territorio. Se requieren medidas más amplias, que incluyan campañas de educación en el autocuidado, considerando la especificidad de una población que está constituida por un alto porcentaje de pueblo aymara o inmigrantes, lo cual exige estrategias diferenciadas.
Es relevante además, la falta de resguardos en lugares de alta aglomeración: los terminales agropecuarios y mercadillos de la ciudad no cuentan con ningún control de la autoridad, pero sí existen en los grandes centros comerciales: es inexplicable esta conducta diferenciadora de la autoridad. NO sirve de mucho haber dividido la ciudad en dos grandes bloques y haber puesto un control en cada paso del río San José, si al interior de los sectores no se ve un control territorial aleatorio que permita inducir a la ciudadanía a evitar los contagios.
2. El impacto económico proviene de una recesión mundial producto de la pandemia pero además de un nefasto manejo en la materia. Esto adjudica la responsabilidad que tienen hoy las autoridades, en torno a la generación de políticas públicas de reactivación económica. Se extrañan las acciones de CORFO, SERCOTEC, FOSIS entre otras, que debieran asistir a las pequeñas y medianas empresas, que hoy se encuentran golpeadas de manera importante, por la nula capacidad de gestión que se ha visto evidenciada. En este escenario, se requiere de manera urgente de un plan fiscal proactivo y de la envergadura que la profundidad de la crisis demanda.
3. Entendemos que la manera de enfrentar la crisis debe ser de manera conjunta, por lo que hacemos un llamado a poder ampliar la mesa social, a que las autoridades sean más proactivas y transparentes, a terminar con el falso discurso de responsabilizar a las personas: las llamamos a solicitar ayuda, renunciando a la altanería y poniendo el servicio público por delante.»
Firman la Declaración, Rosa Cortez C., presidenta Partido Socialista; Orlando Heredia M., presidente Partido por la Democracia; David Zapata V., presidente Partido Radical; Andrea Murrillo N., presidenta Partido Demócrata Cristiano.