El Intendente de Arica y Parinacota, Roberto Erpel, informó que los servicios estratégicos de la región, que cubren directamente las necesidades básicas de la población, funcionaron durante la jornada de paralizaciones convocada para este martes 12 de noviembre.
Indicó que aun cuando la movilización tuvo una adhesión importante en el sector público, hubo un funcionamiento adecuado de pasos fronterizos, aeropuerto y hospital regional, donde en algunos casos se dispusieron turnos éticos.
El jefe regional dijo que el Gobierno cree en el derecho que tienen las personas de manifestarse en la calle en forma pacífica, pero también señaló que para la autoridad el paro no es el camino.
“La paralización de los servicios públicos impacta fuertemente en las personas que más lo necesitan, como aquellas que esperan una hora de atención en salud o el registro civil. Los servidores públicos no podemos aspirar a construir un mejor país, afectando a los sectores más vulnerables. Por ello, los paros no son el camino”, sostuvo Erpel.
5 MIL PERSONAS
Señaló que las marchas convocadas durante la jornada reunieron a cinco mil personas en Arica, quienes se manifestaron en completa paz y sin desórdenes.
Solo se reportaron algunos cortes de calles con motivo de barricadas. El principal bloqueo de calzada se registró en el ingreso al puerto de la ciudad, con la quema de neumáticos y un bote, pero sin desmanes.