Diputado Vargas: «Definitivamente, una pésima iniciativa…»

El diputado Orlando Vargas aseguró que el proyecto de ley que reforma el sistema de Isapres es “definitivamente una pésima iniciativa” y que “no soluciona los problemas de fondo de los usuarios, sino que solo beneficia a la industria”.
Tras la votación de la iniciativa, que fue aprobada en general, pero rechazado en sus artículos más importantes, Vargas insistió que desde el Gobierno se han visto obligados a legislar al respecto debido a las presiones de las isapres, pero “sin escuchar a los ciudadanos que, día a día, sufren con los abusos de estas empresas y, lo que es peor, acusando a la oposición de no querer cambiar el sistema, cuando en realidad desde el Ejecutivo buscan mantener el sistema tal como está y permitir que las empresas sigan logrando millonarias utilidades como hasta ahora”.
Vargas agtregó que «acá hubo una presión enorme de las isapres para votar este proyecto. La oposición entregó al Ministro Mañalich una minuta, con acuerdo de todos los partidos de la oposición, con una serie de propuestas para avanzar en cambios profundos en esta materia, pero nos dio un portazo, debido al lobby ejercido por las Isapres para dejar amarrado este sistema”, indicó.
Asimismo, el parlamentario insistió que apoyar esta iniciativa significaba “entregarle un cheque en blanco a las Isapres, dejando el sistema tal como estaba e incluso entregándoles más atribuciones a la industria para que legalmente continuara con los abusos”.
En este sentido, Vargas consideró que para avanzar en una reforma al sistema de isapres es necesario que cuente con elementos que garanticen la correcta protección de los usuarios respecto de la discriminación por sexo, edad y preexistencias que hoy experimentan en el sistema, así como también lo que en lo planteado por la Corte Suprema respecto de las alzas anuales de los planes consideradas injustificadas y arbitrarias”.
Finalmente, el diputado reiteró su molestia por el persistente lobby de las Isapres que “han hecho imposible regular el sistema y ahora que estamos frente a un pésimo proyecto, nos quieren presentar como que somos nosotros quienes no queremos reformar el sistema, cuando en realidad queremos hacer una reforma, pero profunda y no permitir que las Isapres sigan lucrando con la salud de todos los chilenos”, afirmó.