Reorganización y Liquidación de Activos de Empresas y Personas, que otorgará a las empresas y a personas naturales, con dificultades económicas, un marco legal moderno que les permitirá reemprender.
EXPO
El Seremi de Economía, Fomento y Turismo, Claudio Acuña, junto a abogadas de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, efectuaron una charla informativa sobre la nueva Ley de Reorganización y Liquidación de Activos de Empresas y Personas (Nº 20.720), que otorgará a las empresas y a personas naturales, con dificultades económicas, un marco legal moderno que les permitirá reemprender.
Esta nueva normativa entrará en vigencia el 9 de octubre de este año, 9 meses después de su publicación en el Diario Oficial, periodo en el que se están implementando todas las medidas necesarias para el óptimo funcionamiento de la Superintendencia de Insolvencia y Reempredimiento, que reemplazó a la Superintendencia de Quiebras, y que actualmente se relaciona con el ejecutivo a través de la cartera de Economía.
Asimismo, incorporará procedimientos concursales adecuados para cada deudor en dificultades, sean éstos micro, pequeños, medianos o grandes, personas jurídicas o naturales, en equilibrio con la debida protección a los acreedores y sus garantías.
Al respecto, el Seremi Acuña destacó que «esta legislación constituye una herramienta real para todos aquellos ciudadanos que alguna vez deban enfrentar una crisis financiera y es de especial relevancia para los ariqueños y parinacotenses que haya representación regional de la Superintendencia”.
La nueva ley potencia la reorganización sobre la liquidación, lo que permitirá conservar una empresa como unidad productiva y generadora de empleo. Además, pone especial énfasis en los trabajadores afectados por el término de una compañía que se acoge a un procedimiento de liquidación, otorgando la anhelada certeza acerca de su situación laboral, garantizando y facilitando el ejercicio de sus derechos.
Una de las grandes novedades de la Ley N° 20.720 es que las personas naturales, a través de un nuevo procedimiento administrativo, gratuito y voluntario ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, podrán renegociar sus deudas con sus acreedores, o bien, lograr una ejecución expedita y simplificada de sus bienes.
Por último, la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento contará con presencia regional, a través de sus coordinadores regionales que se ubicarán en las dependencias del Instituto de Previsión Social. Asimismo se optimizarán las herramientas tecnológicas para el eficiente funcionamiento de la Superintendencia y para facilitar el acceso y transparencia de la información a la ciudadanía.