Canciller de Bolivia y comitiva ya están en territorio chileno. Por su parte, el embajador nacional con misión especial ante La Haya, dijo que «Chile no tiene nada de qué preocuparse por la aplicación plena de los compromisos internacionales que ha suscrito».
david
El canciller boliviano David Choquehuanca, ya en territorio chilno, manifestó que “este viaje lo hemos organizado en son de hermandad, atendiendo algunos reclamos de nuestros compatriotas. Las autoridades tienen que escuchar a sus ciudadanos, al pueblo. Hemos decidido venir a Arica y Antofagasta, en son de amistad, en son de hermandad, cumpliendo las normativas de relacionamiento internacional», dijo.
Agregó que “como autoridades no nos podemos quedar con las manos cruzadas», al referirse sobre el propósito de su viaje, que es monitorear que se cumplan los acuerdos de 1904 en los puertos de Arica y Antofagasta.
Esto, tras reiterar que el motivo de la visita obedece a una serie de reclamos de parte de transportistas bolivianos.
No obstante, Choquehuanca agregó que “la visita a un país debe comunicarse con 48 horas de anticipación, y el Gobierno boliviano anunció su viaje a Chile faltando cinco días, el pasado 13 de julio, en el marco de lo estipulado en la normativa de relacionamiento internacional».
Según lo reproduce el diario boliviano “La Razón”, “con documentos en mano, Choquehuanca afirmó que Chile emitió su respuesta al aviso de Bolivia el 14 de julio, por lo que tuvo tiempo para tomar recaudos y garantizar la seguridad de la visita».
Con esos argumentos, el Canciller boliviano rechazó las declaraciones de su homólogo chileno, Heraldo Muñoz, quien dijo que la visita de Bolivia no siguió protocolos diplomático para llegar a los puertos de Arica y Antofagasta, según el medio de la vecina nación.».
Por su parte, Gabriel Gaspar, embajador chileno con misión especial ante La Haya se refirió al tema, precisando que «nos enteramos por los medios bolivianos que se pretendía hacer un visita de “inspección” en base al Tratado de 1904. Este documento no establece ningún mecanismo de inspección sino que define los límites entre Chile y Bolvia en perpetuidad»”, subrayó.
Añadió que, «Chile no tiene nada de que preocuparse por la aplicación plena de los compromisos internacionales que ha suscrito».