El simulacro en el puerto permitió conocer el grado de preparación que tienen los servicios y las instituciones ante cualquiera contingencia.
simulacro
En el sitio 3 del puerto de Arica se desarrolló el simulacro de emergencia sanitaria, que es parte de la estrategia de preparación de los equipos regionales de salud y de las instituciones que forman parte de la respuesta frente a este tipo de contingencias.
El ejercicio fue organizado por el Ministerio de Salud y la Seremi del ramo de Arica y Parinacota junto a la participación y apoyo de instituciones como el Terminal Puerto Arica (TPA), Servicio de Salud Arica (SSA), Hospital Doctor Juan Noé Crevani, ONEMI, Clínica San José, Carabineros de Chile, Gobernación Marítima, PDI, AGUNSA, SAG, entre otras entidades.
El simulacro se inició con tres personas con síntomas de un cuadro gastroentérico de origen desconocido que activó un dispositivo sanitario de entrevista y vigilancia epidemiológica a los «enfermos» de la nave remolque Alcatraz que simuló ser un barco mercante para efectos del ejercicio. Uno de ellos, de acuerdo al libreto, se encontraba grave.
Posteriormente, los enfermos fueron derivados a la Red Asistencial, donde en el marco del ejercicio fueron hospitalizados, y se les dispuso tratamiento (simulado) para cólera con aislamientos de contactos.
El seremi subrogante de Salud, Francisco Rojas, planteó que el puerto de Arica es uno de los tres terminales portuarios de Chile (los otros son Valparaíso y Punta Arenas) designados por el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) para enfrentar eventos sanitarios de este tipo.
Recalcó que la preparación es un elemento clave para enfrentar situaciones sanitarias como brotes de enfermedades, y que la puesta a punto del equipo humano y la coordinación entre las instituciones participantes, son elementos vitales para el éxito de una respuesta regional a la contingencia.
“El fin del simulacro es reforzar la preparación de la respuesta ante probables emergencias sanitarias en los puertos marítimos designados en base al Reglamento Sanitario Internacional 2005. Este ejercicio, nos permite como sector e instituciones colaboradoras, colocarnos a punto con los desafíos de un mundo globalizado, donde el riesgo de propagación de enfermedades o eventos sanitarios de alcance internacional son un escenario que está dentro de las probabilidades, y para el cual, debemos estar constantemente, preparados”.
Durante la tarde, los representantes de instituciones, participantes y actores que ocuparon roles de enfermos y tripulantes de la nave participaron en una evaluación de la jornada junto a un equipo del MINSAL, así como con el comité organizador local.