Más de 100 habitantes de los diversos poblados de la zona llegaron a Visviri a emitir sus opiniones y debatir ideas en torno a la futura Nueva Constitución.

En Visviri, poblado ubicado en el altiplano chileno, a más 4.500 metros sobre el nivel del mar y fronterizo con Perú y Bolivia, se realizó la primera reunión de la etapa de Consulta del Proceso Constitúyete Indígena.
Más de 100 habitantes de los diversos poblados de la zona llegaron a emitir sus opiniones y debatir ideas que ya fueron tratadas durante el año pasado y que ahora, de forma sistematizada, serán incluidas en materia de Reconocimiento Constitucional de los Pueblos Indígenas y Participación Política en el anteproyecto de una futura Nueva Constitución.
A esta reunión se suma la del miércoles 09 de agosto en Codpa, la del viernes 11 en Putre y la del martes 16 de agosto en Arica (sede de la CUT).
“El Gobierno ha comprometido el envío del proyecto de una nueva Constitución, y en lo que respecta a los Pueblos Indígenas, La Presidenta de la República en su última cuenta pública anunció que incluiremos el Reconocimiento Constitucional y la Participación Política Indígena en la nueva carta magna, que enviaremos el segundo semestre, previa Consulta indígena, cómo lo que se ha hecho hoy en Visviri”, explicó el Intendente (s) Ricardo Sanazana .
El Seremi de Desarrollo Social, Julio Verdejo, agregó que “la Consulta Indígena es un proceso que busca resguardar derechos ciudadanos y culturales de los pueblos, así como también sobre la tierra y el territorio, recursos naturales y la defensa del medioambiente, salud, educación, formación profesional, condiciones de empleo y el derecho a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y religiones”.
EL PROCESO
En el Proceso Participativo Constituyente de los Pueblos Indígenas realizado el año pasado participaron 17.093 representantes de los pueblos indígenas, de los cuales 1.639 correspondieron a la región de Arica y Parinacota. Sus conclusiones y planteamientos fueron consolidados en un documento de “Sistematización Nacional”, que fue entregado a la Presidenta Michelle Bachelet el 4 de mayo del 2017, por el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza.
Las conclusiones recogidas en ese proceso de diálogo y participación de los pueblos indígenas sirvieron como base de la propuesta que deberá ser sometida a este proceso de “Consulta Indígena”, según indica el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en vigencia desde 2009 en nuestro país, que establece este mecanismo de participación para facilitar el diálogo entre el Estado y los pueblos indígenas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente.
En esta consulta pueden participar comunidades, organizaciones, asociaciones, y cualquier otra organización representativa de los pueblos indígenas, quienes deberán pronunciarse respecto de materias como Reconocimiento Constitucional y la Participación Política de los Pueblos Indígenas.