No hubo pronunciamiento por parte del Concejo Municipal sobre su futuro. Este viernes 24 habrá un nuevo intento para definir el tema.

Bajo la presidencia del concejal Juan Carlos Chinga, en reemplazo del Alcalde de Arica Gerardo Espindola, se llevó a cabo la sesión extraordinaria número 15 del Concejo Municipal, realizada en el edificio consistorial.
En la oportunidad, no asistió el jefe comunal, luego de haberse extendido en un trámite judicial donde el edil debía declarar por temas que tienen relación con una serie de demandas laborales, situación que impidió que estuviera presente en dicha sesión.
Conocido loa antecedentes, el Concejo discutió algunas instancias relacionadas con el futuro del casino municipal, pero no hubo acuerdo en profundizar con las propuestas y contrapropuestas, ya que que el cuerpo colegiado dividió su fallo respecto a que si la propuesta debía ser pública o reservada.
En ese contexto, el presidente (s) del Concejo, Juan Carlos Chinga, acordó junto a los ediles posponer la sesión para este viernes 24, a las 15,30 horas, en la sala de Concejo, esta vez con la asistencia del titular del municipio.
Chinga se mostró preocupado ya que el plazo que otorga la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ), que indica el cierre del recinto municipal vence el 31 de diciembre y si no existiera interés de los actuales concesionarios por continuar, el recinto podría ser cerrado de manera definitiva, perdiendo su licencia de funcionamiento.
“Entre los posibles acuerdos está el disminuir el porcentaje de ganancias que se le exige al casino por su funcionamiento «de manera que beneficie a ambas partes. Caso contrario estaríamos frente a una catastrófica pérdida para Arica” sentenció Chinga.