Cuatro jóvenes estudiantes y profesionales rindieron por primera vez en Arica el examen HSK, que mide el nivel de uso del habla oriental, en el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás.
Por primera vez en Arica se rindió el examen HSK, que mide el nivel de uso del idioma chino mandarín. Cuatro personas, entre ellas estudiantes y profesionales se atrevieron a medir sus conocimientos en el idioma del gigante asiático.
Se dice que el idioma chino mandarín es el más difícil del mundo por los miles de caracteres que posee y que datan de una historia de hace más de 4.000 años. Sin embargo, para Mauricio Bascur Ramírez, Juan Vera Escobar, Jocelyn Colodro García y Catalina Sandoval Cea, no fue un impedimento aprenderlo sino que, al contrario, el dialecto original de Beijing y su cultura fue lo que los llevó a rendir el examen internacional Hanyu Shuiping Kaoshi (HSK), el cual mide el nivel del idioma chino mandarín.
Desde el 2015, fecha que se inauguró el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás en la región de Arica y Parinacota, es sede oficial del examen Hanyu Shuiping Kaishi (HSK) y el examen Hanyu Shuiping Kouyu Kaoshi (HSKK).
El primero evalúa el uso cotidiano del idioma en seis niveles, a partir del nivel 1, que está recomendado para aquellas personas que han estudiado chino mandarín como mínimo por medio año y que dominen alrededor de 150 palabras de uso frecuente, así como las estructuras sintácticas correspondientes. Mientras que el segundo examen, evalúa la capacidad de expresión oral del idioma chino e incluye los niveles básico, intermedio y avanzado.
Liu Xlaoting, voluntaria de Hanban y profesora del Instituto Confucio Santo Tomás Arica, explicó que los alumnos que se inscriben para el examen HSK pueden tomar un curso de preparación gratuito, en donde ella orienta a los alumnos en el formato de la prueba.
En el caso de los cuatro estudiantes del Instituto que rindieron el examen escrito en los niveles básicos 1 y 2, dijo que “estuvieron tranquilos, tenemos muy buenos estudiantes y saben muchos caracteres, así que no se les hace tan difícil”.
En cuanto, a las dificultades del idioma, Liu Xlaoting, más conocida por los estudiantes por su nombre occidental “Miranda”, confiesa que para ellos “lo más difícil es la pronunciación, les cuesta el tono para pronunciar exactamente el chino y también memorizar los caracteres, porque son muchos”.
EL INSTITUTO
Cabe destacar que el Instituto Confucio Santo Tomás es un organismo educacional internacional que se encuentra desde Arica y Parinacota hasta Punta Arenas, y que además de difundir el idioma y la cultura china, también potencia y desarrolla habilidades tanto para participar y desenvolverse social y comercialmente en el gigante asiático, a través de actividades y talleres que imparte para la comunidad, como cursos introductorios de chino mandarín, talleres de caligrafía china, papel picado y Tai Chí entre otros.